Últimos temas
» Proyecto Gen [Élite]
Mar Oct 06, 2015 7:47 pm por Invitado

» Noragami Roler. Retiro de botón —Élite
Dom Abr 26, 2015 7:36 pm por Invitado

» Psycho Pass RPG [Afiliación Élite]
Dom Ene 18, 2015 5:02 pm por Invitado

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Jue Dic 18, 2014 12:44 am por Invitado

» Sweet School Life Elite ( remodelación)
Miér Dic 17, 2014 10:31 pm por Invitado

» Jugando con Dioses {Retirada de Botón}
Jue Dic 11, 2014 3:12 pm por Invitado

» Etude of Memory [Afiliación Élite]
Jue Nov 27, 2014 4:39 am por Invitado

» It's Insel der Lust « ÉLITE » (Amo x Esclavo)
Lun Nov 10, 2014 2:47 am por Invitado

» " INB" - Reapertura [Solicitud Afiliación Normal]
Dom Nov 09, 2014 3:47 pm por Invitado







click



hola!
Bienvenida a Forbidden Rol ♥, Invitado, contamos con 1661 mensajes y 1 usuarias desde tu ultima visita . Esperamos disfrutes de tu tiempo en este pequeño rincón.

¡DIVIERTETE EN EL FORO!
Links
Otoño
"El otoño es una de las cuatro estaciones del año y una de las dos de la zona intertropical. Astronómicamente, comienza con el equinoccio de otoño, 23 de septiembre, y termina con el solsticio de invierno, alrededor del 21 de diciembre. Las temperaturas son frescas durante las noches y templadas durante el día. Se aconseja llevar chaqueta fina por si acaso"


Ambientación
Nos encontramos en el siglo XXII (2.161), el resto del mundo se encuentra gravemente contaminado por los gases tóxicos que inundan la atmósfera, y ya es imposible vivir en entornos muy cerrados o en los cuales hubo una gran concentración de habitantes, tales cómo capitales o ciudades grandes. Básicamente, se ha vuelto una decisión muy poco acertada salir al 'Mundo Exterior'. Lee mas.


Básico!
♥ La primera norma y la más importante de todas es el RESPETO.

♥ Los avatares deberán tener una medida máxima de 200x450 y las firmas 500x300.

♥ Queda completamente prohibido hacer cualquier tipo de propaganda de algún otro foro. Eso va en su sección correspondiente.

♥ Sin la ficha aceptada NO se puede rolear ni registrar tu personaje.

Nera
WedMaster :MP - Perfil








Kasen
Admin: MP - Perfil






Monokii
Mod: MP - Perfil






Kyary
Mod: MP - Perfil

AfiliadosCréditos
Agradecimientos a Shine, dos de sus tablillas han formado parte de la skin (sub-foros y awards) correspondientes a CALEIGH y a OLIVER QUEEN.El diseño del foro ha sido creado por el staff gracias a los tutoriales encontrados en Our Source Code. Las Tablillas han sido diseñadas Sayaka (y que nos ha ayudado con todo el foro, antigua WM del original FR) y Ela Mcdowell (te amamos). Las imágenes aquí expuestas se han encontrado por los medios como son Zerochan y DeviantArt.



Encuentros en la noche [Priv. Kyary]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Encuentros en la noche [Priv. Kyary]

Mensaje por Invitado el Mar Jul 15, 2014 8:56 am

Helado. Literalmente, necesitaba helado. Pero el comedor estaba cerrado a esas horas y, en pijama como se encontraba, encerrada en su habitación, lo que menos le apetecía era tener que vestirse y salir de la Academia, de noche, para ir a buscar un poco de helado. Además, seguro que todo estaría cerrado ya. Se incorporó en la cama, con la almohada entre las piernas, mordisqueando la esquinita de esta mientras movía sus orejas, pensativa. No pasaría nada si iba a la cocina y cogía un poco de helado, ¿no? Según tenía entendido, no la cerraban por la noche. Pero temía meterse en un lío si la pillaban. Pero el helado merecía la pena. Decidió no vestirse, quería ir rápido y aquel pantalón corto y su top de pijama era lo suficientemente discreto para no suponer una vergüenza para ella en el caso de que la pillasen. Tampoco tenía problemas con el calzado, el frío del suelo siempre había resultado muy agradable.

Agradeció vivir sola en aquellos momentos pues, sigilosamente, salió de su habitación y, tratando de ocultarse como podía fue avanzando hasta la cocina. Estaba algo lejos y el miedo recorría cada centímetro de su piel. Casi temblaba, pero bueno, no era la primera vez que hacía algo como eso. Movía las orejas de vez en cuando, tratando de captar cualquier sonido. Cuando estuvo a punto de llegar, tropezó. Simple y llanamente, tropezó con la nada. No era torpe, nunca lo había sido, pero estaba claro que tampoco era afortunada. Seguro que alguien la había oído.

Estuvo a punto de darse la vuelta e irse, pero el helado estaba tan cerca... No, no podía marcharse así. Se levantó entre débiles quejidos y siguió avanzando, ahora con más cuidado, no quería volver a tropezar. - Ya casi... - Susurró, animándose a ella misma, ya que el miedo la atenazaba. - Solo unos pasos más y...
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros en la noche [Priv. Kyary]

Mensaje por Invitado el Miér Jul 16, 2014 3:14 am

Una de las peores cosas de tener enfermedades mentales eran los medicamentos. No le gustaban, pero sabía que si no los tomaba podía no sólo lastimarse ella misma sino otras personas. Posiblemente la última era la motivación para que la Coreana se levantara una vez en la madrugada a beber sus múltiples pastillas. Era de noche, y Kyary dormía cómodamente abrazada de su fiel oso de peluche, el cual llamaba "Monokuma". Ésta estaba de un lado blanco y del otro negro. A Kyary le gustaba mucho, tanto que se llegaba a identificar con él y en varias ocasiones en su mundo existente, Monokuma era su única conexión entre el mundo real y el mundo que su mente había creado para no dañarla. No quería muchas cosas encima suyo, pero le bastaba con saber que era necesario.

Sin embargo, aquella noche era especial: Hoy cumplía una semana en la academia. Se había sentido cómoda los últimos siete días que había estado ahí, pero de momento lo único que quería era estar con Monokuma y nada más. Pese a eso, empezó a sonar con suavidad una canción que poco a poco se fue haciendo más fuerte. Kyary despertó y apagó la alarma de su despertador. Se sorprendió de la hora, ella quería seguir durmiendo, pero eso ya no era posible. Si no tomaba la pastilla, sabía que era más probable sufrir un cuadro psicótico al día siguiente. Además, no le haría daño sólo un poco de agua, ¿Verdad? Así que con pasos lentos, caminó fuera de su habitación tratando de no despertar a sus compañeras de cuarto, abrió la puerta y dejando a monokuma en el suelo sin darse cuenta salió al oscuro pasillo algo despeinada, con ambas coletas más esponjadas de lo normal

Caminó tranquilamente, poco a poco únicamente con su lencería puesta. No es que fuera vulgar ni tampoco una exhibicionista, pero le gustaba dormir desnuda. No le gustaban las pijamadas, le parecían tontas. Si no podía dormir con ropa, entonces, ¿Para qué usar otra ropa únicamente más delgada? Le idea le desagradaba, y únicamente dormía con su típico peinado adorable, unos calcetines largos hasta la rodilla y unas bragas de color negro con bordes rojos. Una vez en la cocina, empezó a buscar la caja de medicamentos de primeros auxilios. Todas, o por lo menos el noventa por ciento de las chicas de la academia sabían que Kyary tenía varios trastornos y enfermedades, así que en cada bote de primeros auxilios había pastillas de las que la coreana tomaba por si acaso la ocasión era muy necesaria. Con rapidez abrió el candadito, y mientras sacaba su prozac pro y demás sustancias, ella empezaba a tener las típicas alucinaciones esquizofrénicas de siempre. Más ahora de fuertes pues sus medicamentos empezaban a dejar de hacer efecto. Una, dos... Bien, ahora sólo le tocaba la roja y la verde con amarillo. Sonrió, se sentía responsable. Con sus pasos lentos abrió una puertecilla y sacó un vaso de vidrio. Sin embargo, justo antes de caminar hacia el garrafón, un sonido fuerte hizo que Kyary soltara el vaso y soltara un pequeño grito el cual cubrió con ambas manos. Como alucinaba con fuerza, culpó del sonido a "Ocho", su peor enemigo. Ella hacía todo lo posible, tomaba todas las pastillas y aún así todas las voces e imágenes de su cabeza seguían amaneciendo, aunque afortunadamente, ayudaba a sus enemigos a estar más tranquilos. Pero ahora el medicamento estaba perdiendo efecto y se sentía completamente vulnerable contra Ocho, quien era un dinosaurio pequeño pero terriblemente violento. Así que completamente asustada empezó a temblar y se tiró al suelo ocultándose de Ocho, su enemigo alucino tras una silla —Ocho... Déjame sola...— Pedía sollozando, sin saber de quién se trataba realmente
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros en la noche [Priv. Kyary]

Mensaje por Invitado el Miér Jul 16, 2014 11:22 am

Se quedó clavada en el sitio, paralizada, cuando oyó unos pasos cerca de ella, aunque en aquellos pasillos, con el eco que había, era difícil saber de donde venía. Los nervios comenzaban a recorrer cada centímetro de su piel, estaba a punto de gritar, aterrada. Nyan siempre había sido muy miedosa, desde que Shizuka se fue tuvo miedo a la soledad, a la oscuridad y a miles de cosas más que hacían que su cuerpo se paralizase y fuese incapaz de continuar avanzando, pero sabía que, si se quedaba en aquel lugar la descubrirían y no solo eso, seguro que la castigarían. Su primer día no podía empezar peor.


"Y todo por tu glotonería."Se reprendió a si misma, lanzando un suspiro, tratando de relajarse como pudiera, aunque eso no fuera sencillo en aquellos momentos. Decidió que no valía la pena arriesgarse tanto por aquel ansiado helado y que lo mejor sería volver a su habitación y esperar hasta la mañana para conseguir lo que quería. Se giró sobre sus pasos, tratando de hacer el mínimo ruido posible y, paso a paso, comenzó a avanzar de vuelta. Los pasos se habían detenido, por lo que la chica podía respirar más tranquila y centrarse en su camino de vuelta, que era lo único que llenaba su cabeza en aquellos momentos. Pero unas palabras la detuvieron. Abrió los ojos por la sorpresa, dejando escapar un gritito ahogado y enseguida se llevó las manos a la boca, para callarse. Movió las orejas, tratando de averiguar de donde venía aquel ruido y, con cautela y una curiosidad felina, caminó hacia la chica que estaba hablando. Trataba de ocultarse, ya que no sabía quien podría ser, aunque suponía que solo sería una alumna.

Cuando descubrió quien era abrió los ojos, no la conocía de nada, sin embargo, se encontraba oculta tras una silla, con más miedo que la propia Nyan, temblando, tumbada en el suelo. Parecía que ni siquiera se daba cuenta de que ella estaba allí. Con bastante miedo, tragó saliva y se aventuró a salir de su escondite, despacio, para no asustar a aquella joven, acercándose con cautela a la chica. - H-Hola. - Se aventuró a saludar, para llamar la atención de ella. - Y-Yo no soy Ocho. Soy N-Nyan...  - Respondió, tratando de tranquilizarla, aunque no vio a nadie cerca de allí o por los pasillos que pudiera ser ese misterioso "Ocho" del que ella hablaba. Quería ayudarla a salir de allí, pero le daba miedo tocarla, así que se limitó a alargar un poco la mano hacia ella, estirando su brazo para apatar despacio aquella silla que tenía encima suya. - Vamos, sal de ahí...  - Susurró con una sonrisa.  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros en la noche [Priv. Kyary]

Mensaje por Invitado el Miér Jul 16, 2014 4:45 pm

Poco a poco comenzaba a arrepentirse de seguir viva. En varios de sus ataques el orfanato, Kyary estuvo apunto de quitarse la vida, pero por "suerte" Había sobrevivido. Luchar contra su propia mente no era nada fácil, ella misma sabía que su peor enemigo se encontraba en el espejo, pero intentaba ocultarlo. Seguía temblando tras esa patética silla. Su pecho desnudo sensibilizó levemente, haciendo que sus senos se volvieran drásticamente más sensibles, y ante el simple aire de la habitación, ella soltó un gemido el cual nuevamente cubrió con ambas manos. Su cabello le sirvió por un momento, poniendo dos mechones que cubrían la parte elemental de su busto, mientras ella seguía temblando, culpando a Ocho de todo ese desafortunado encuentro.

Por un momento tragó saliva y escuchando pasos, creyó que lo mejor sería tomar la pastilla lo más rápido posible y salir corriendo hacia su habitación. Quizás lo mejor sería dormirse con una de sus compañeras, tenía un miedo impresionante. Sin embargo, cuando apenas empezaba a alzar las rodillas para emprender su carrera por su propia seguridad mental, los pasos se hiceron más fuertes y de un momento a otro una chica con rasgos felinos apareció intentando hablarle. Kyary suspiró con fuerza, completamente alegre de saber que no tenía que luchar con ese fastidioso dinosaurio imaginario que para ella era tan real que podía llegar a lastimarla. A eso, al verla, olvidó completamente que su torso estaba desnudo y al ver estirar la mano, la panda parpadeó con rapidez y temblor en su mirar —Hola... Nyan...— Habló tardía, haciendo suavemente la silla a un lado, pero no saliendo del todo. Cuando terminó de hacerla a un lado, se apresuró a gatear hacia la mano de la felina, la cual tomó con un notorio tic en su propia mano —Tu... te pareces a cuatrocientos... —. Oh, ese maldito gato. Ocho, cuatrocientos y veinticuatro horas eran los peores, los más violentos, así que con miedo la coreana tomó suavemente la mano ajena, apenas haciendo contacto aún temerosa de su propia mente.

Sin embargo, una alucinación auditiva de susodicho dinosaurio atacó a la panda, haciendo que ésta erizase la piel e intentara abrazar a la otra. Pudo hacerlo, pero se contuvo. únicamente apretó la mano que ofrecía, aún de rodillas y en el suelo. Tragó saliva nerviosa y se apoyó en la misma para ponerse de pie, moviendo sin darse cuenta sus orejas bicolor. —Upupu... Gracias— Agradecida de esa primera ayuda, Kyary empezó a frotar las palmas de sus manos de forma insistente por unos veinte o treinta segundos apróximadamente. Ella no conocía ningún lugar donde esconderse, apenas de pie entre su mundo y el real. Se cubrió el pecho con otros mechones rubios, agradeciendo de tener el cabello largo. Suspiró con algo de pesadez, mientras daba la espalda y apenas caminaba unos dos pasos para agarrar otro vaso de vidrio, aún con tics en su piel —Pensé que eras alguien más. Por favor, discúlpame... mi nombre es Kyary...
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros en la noche [Priv. Kyary]

Mensaje por Invitado el Jue Jul 17, 2014 11:36 am

Suspiró aliviada cuando la joven la reconoció y hasta la llamó por su nombre. Ella también la conocía, ambas eran bastante nuevas en la escuela, pero la chica llevaba unas semanas más que la joven, sin embargo, le habían comentado acerca del medicamento que tenía que tomar a menudo, casi se sabía de memoria las pastillas que tenía que tomar la rubia. Con ternura, guardando silencio mientras ella trataba de tranquilizarse echó un vistazo por la habitación y vio los cristales de un vaso roto, así como dos pastillas tiradas por el suelo. - Ya estoy aquí, no te preocupes. No dejaré que ese Ocho se te acerque. - Dijo con una dulce sonrisa, moviendo sus orejitas animada y acariciando el costado de la panda con su colita, para animarla.

Alzó el brazo, poniendo gesto de valor y la ayudó a sentarse, cogida de la mano. Estaba desnuda, se acababa de dar cuenta ahora que la chica se había incorporado un poco. Un ligero rubor subió por sus mejillas, coloreándolas de un suave tono rojo bastante propio de ella, casi parecía que fuera perenne en su piel y era algo que la desagradaba bastante, parecía una tonta cada vez que se sonrojaba. Suspiró, desviando la mirada de su pecho que, aun cubierto por su cabello se podían adivinar sus formas y se centró en ayudar a la joven. Se agachó ligeramente hasta quedar a su altura, acariciando la palma de su mano con su pulgar, mirándola aunque Kyary ni siquiera parecía darse cuenta. Su piel se erizó de pronto y un fuerte apretón a su mano la sobresaltó. Sin importarle nada más, la rodeó con un brazo, atrayéndola hacia ella y acariciando su cabello en aquel improvisado abrazo. - No tengas miedo, nadie te hará daño ahora que estoy aquí. - Susurró, acariciando su mejilla con la mano que tenía libre, apartando uno de los mechones de largo cabello que ocultaban su rostro. - Vamos, tienes que tomarte las pastillas. Ese ocho te asustó cuando ibas a hacerlo, ¿verdad? - Aventuró, frunciendo el ceño y poniendo gesto de tierno enfado. Se soltó con lentitud, para no asustarla y fue hasta el armario, cogiendo otro vaso, llenándolo con agua y recogiendo las dos pastillas que estaban en el suelo. Roja y verde con amarillo. Buscó en el botiquín las indicadas y se las tendió. - Aquí tienes, bonita. - Susurró, poniéndolas frente al rostro.

La miró preocupada, aunque no se notaba, ya que la dulce sonrisa iluminaba su rostro y, mientras ella se tomaba su medicina, la joven se dedicó a recoger los cristales del suelo. No podía dejar que alguien se pinchara la mañana siguiente. Siguió recogiendo los cristales esmeradamente, sin dejar de mirar de reojo a la chica y cuando terminó, volvió al instante con ella, abrazándola una vez más. - D-Deberíamos irnos de aquí. - Contestó, ya que podría ir alguien por el ruido.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros en la noche [Priv. Kyary]

Mensaje por Invitado el Jue Jul 17, 2014 6:29 pm

Su piel estaba sensible, pero su mente estaba demasiado concentrada en rastrear de donde venían aquellos ruidos. Cuando le pregutaban directamente a la panda que trastornos tenía, ella simplemente prefería decir que ninguno, que sólo se encontraba en la frontera de su mundo y el mundo real. Una historia triste, sin duda alguna. A veces sus alucinaciones eran buenas con ella, otras, eran excesivamente crueles y le ordenaban que hacer. Ésta vez, Kyary tenía tanto miedo de ellos por que era de noche, y en la mayoría de los casos ellos en altas horas se solían burlar de ella y decir cosas grotescas que hasta a la coreana llegaban a perturbarla y asquearla.

Pero si Ocho llega me hará daño y a ti también... Él es muy malo conmigo... y con quienes está cerca...— Comentaba sollozando, dejándose acariciar a como podía sin darse cuenta siquiera. ¿Por qué, entonces, si estaba tan paranoica no podía sentir del todo? Posiblemente era porque estaba muy ocupada intentando averiguar o descubrir que tan cerca se encontraba en aquél momento. Necesitaba sus medicamentos. Apenas estuvo de pie, se dio la vuelta, dejando ver su espalda blanca a la joven felina —Le caerías bien a cuatrocientos... él es un gato... Aunque creo que tu eres más agradable— Comentó con una sonrisa muy suave, pero pronto ésta desapareció por una expresión facial relacionada a la psiquis que tenía. Quizás el medicamento ya se había absorbido por completo, pues pronto sus manos se acomodaron en ambos pechos que eran censurados por unos mechones de cabello rubios, y los jaló un poco sólo para poder darse cuenta de lo acelerada que estaba. Su corazón estaba latiendo muy fuerte. Apretó los ojos con fuerza y delante de ella estaba Miércoles, la rata. Se asustó un poco, retrocediendo. No hizo ruido más que el de sus pasos, mientras temerosa consideraba ir con la felina y abrazarla con fuerza —No puedo entenderte... Miércoles...

La rata irreal empezaba a darle un discurso a la panda sobre lo que significaba para él que tomara esas drogas. Según le explicaba, si las tomaba, él desaparecería, pero Kyary replicaba por "telepatía" que era necesario que se alejara un poco. Comenzaba a temblar apenas, pero para su suerte su mente se distrajo cuando escuchó a la felina llegar con ella con un vaso de agua y las pastillas que según el psiquiatra eran elementales. Suspiró, comenzando a voltearse poco a poco hasta quedar delante de la otra, aún levemente con la expresión —Gracias... Upupu...— Y seguido de eso, tomó ambas pastillas y el vaso, bebiéndolo todo y tragando éstas, con los ojos rojos, no quería hacerle daño a Miércoles, pero era necesario que se fuera.

Al terminar, miró enojada hacia su izquierda, donde la rata le empezaba a gritar cosas obsenas y groserías. Kyary se contenía a como podía para no lanzarle el vaso a su alucinación. Pronto le enseñó el dedo medio y suspiró, mirando a la felina, sonriendo un poco, sintiéndose querida por apenas un pequeño rato —¿Debemos? Tu no viniste a ayudarme, ¿O si? ¿Quieres algo de comida? No quiero regresar solita a la habitación...
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros en la noche [Priv. Kyary]

Mensaje por Invitado el Jue Jul 17, 2014 6:54 pm

Abrió los ojos sorprendida al notar como la joven le sacaba el dedo a una misteriosa criatura, invisible para sus ojos, tras haber estado discutiendo con aquel ser en varios momentos. No podía ni imaginarse lo que sería sufrir aquello.  Suponía que, en sus momentos de lucidez, la joven sería consciente de su situación, al fin y al cabo, por lo que le habían  contado era bastante obediente a la hora de tomarse sus pastillas. Y pensaba que su situación era mala. Todas tenían su propio pasado, supuso la chica para sus adentros, en silencio, esperando a que se relajara.

- Soy fuerte, Ocho no podrá conmigo. - Le contestó con firmeza, poniendo unos ligeros morritos divertida por ser la “mayor”, nunca se había sentido así. Al contrario, siempre solía ser ella la que tenía que ser cuidada por las demás personas que la rodeaban. Casi se sentía como una hermana mayor y la sensación le encantaba. Siguió acariciándola despacio, entrelazando sus dedos por el cabello de la joven. - ¿Cuatrocientos? - Le preguntó, moviendo sus orejitas al escuchar que él también era un gato, justo como ella. - ¿Él también es malo contigo? - Volvió a preguntar, al oírla decir aquello último. Ladeó ligeramente la cabeza, girándose para mirar su espalda.

Cuando hubo terminado y por fin la joven se había tomado sus pastillas, suspiró, visiblemente aliviada, soltando toda la tensión que había acumulado en el momento, nunca se había visto en una situación parecida. - No es nada. - Sonrió ampliamente y se volvió a acercar a ella. Al escucharla, se encogió de hombros, quitándose la camisa y pasándola por los hombros de ella, para que se tapara un poco. Ella, al salir, se había colocado uno de sus sujetadores de encaje, sin embargo Kyary iba completamente desnuda. - Ponte esto, te enfriarás si vas así. - Se la abrochó con la sonrisa siempre dibujada en su rostro y, cuando terminó la volvió a mirar a los ojos. - B-Bueno... yo iba a por un poco de helado... - Contestó, sonrojada. - Pero da igual, no tienes que preocuparte de eso.  ¿Te apetece que nos demos una vuelta por fuera? - Le preguntó, si ella iba vestida, aunque fuera con aquella camisa fina, no tendría que preocuparse por el frío.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros en la noche [Priv. Kyary]

Mensaje por Invitado el Vie Jul 18, 2014 1:29 am

Kyary asentía con la cabeza con algo de fuerza. No fue hasta que se lastimó levemente el cuello que se acarició tras éste y dejó de moverse tanto —Cuatrocientos es malo. Bueno, a veces es malo. Pero se mete mucho en mis cosas y eso me molesta mucho... Y cuando se enoja me hace daño—. De sólo recordarlo se estremecía levemente, pero decidía no darle mucha importancia a sus alucinaciones, ya que lo más seguro es que "Miércoles le dijera" y eso para la panda sería más que una tragedia.

Cuando sintió las manos ajenas tocarle un poco, por inercia gruñó, pero pronto cubrió su boca. El contacto físico no era lo suyo, aunque en la mayoría de los casos Kyary solía tener un momento donde necesitaba abrazar algo de manera fuerte, cosa que había podido controlar hasta el momento. Pero no sabía si en algún momento tendría que sujetar a la gatita por miedo de su propia mente. Se percató que le estaba poniendo una prenda, a lo que le sujetó de los hombros y sonrojó al ver que se la había quitado para cubrirla. No sonrojó por ver en lencería a Nyan, sino por el acto noble que le estaba haciendo —Pero tu también... además, tu atraes más miradas...— Por cortesía no podía aceptar del todo que le cubriera, pero tampoco podía quedársela dejando a la otra vulnerable. Sin embargo, no hizo gran cosa más que acomodar las mangas para que cubriera la mayoría de su busto. Dejó entonces que su cabello se hiciera hacia atrás, y más cómoda, soltó un poco, en caso de que Nyan aceptara de regreso su ropa —Además, soy un oso panda, soy más inmune al frío

Aquél rubor en sus mejillas de la otra le sentaban bastante bien. Tanto que la coreana sonrió con la mirada iluminada de la ternura que ésta causaba. Ahora, con algo de cuidado en su pecho, se cruzó de brazos con una ceja arriba y una sonrisa algo psíquica. ¡Dios que era tan adorable, aventurándose en la noche a los pasillos de la academia sólo por un poco de helado! —Tienes suerte, ayer antes de irme a dormir llegó un cargamento de comida nueva. Hay botes nuevos, sin abrir. Debería tomar uno, no se darían cuenta. Además, así no tendrías que encontrarte con otra loca en el camino...— Rió risueña, atreviéndose a hacer contacto físico, acariciando la cabeza de la felina... Se estaba comportando como un ser normal, aunque en su posición sólo ignoraba a sus alucinaciones auditivas. —Una vuelta... Upupu.... Si es contigo sí. Pero estarías a mi lado, ¿Verdad? Por que si ocho está cerca, entonces me sentiré muy tensa...— Aceptaba la oferta, alejando la mano de la pelirosada.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros en la noche [Priv. Kyary]

Mensaje por Invitado el Vie Jul 18, 2014 8:38 am

Bueno, yo me encargaré de que ninguno de los dos te haga nada malo, te lo prometo. — Le contestó de forma concienzuda, para que creyese en sus palabras. Estaba en su instinto el ayudar a las demás personas, siempre lo había estado y, aunque a veces fuera impulsiva o egoista, siempre intentaba que los demás fueran felices, aún a costa de ella misma. Eso le causaba problemas a veces, pero bueno, no podía quejarse. Se encogió de hombros para ella misma, abstraída por unos segundos en sus propios pensamientos y, cuando fue consciente de ello, agitó su cabeza, volviendo a mirarla.

Crispó un poco los dedos cuando, al acariciarla gruño e hizo el amago de separarse, pero no lo hizo. Se mantuvo firme por aquellos segundos, aguantó la respiración y volvió a lo suyo. Rió por lo bajo al oírla y, sobretodo, por verla sonrojarse cuando le colocó la camisa por sus hombros, negando con la cabeza un par de veces. Se quedó en silencio mientras se la abotonaba, cubriendo ya completamente su torso y le dio la vuelta a la chica lentamente, acomodando su cabello en aquella nueva posición, cepillándolo como podía con sus dedos, despacio, peinándola un poco hasta que quedó complacida con su trabajo. — Mucho mejor. — Contestó, volviendo a girar a la joven como si fuera una adorable muñequita. — No seas boba, yo estoy bien. Además, la camisa te sienta muy bien. — Obvió la parte de que ella “atraía más miradas”, no sabía si sería cierto o no, Kyary era también muy bonita, pero no la ignoró por eso. Sabía que, de hablar del tema, habría acabado roja como un tomate, siempre le pasaba y no le gustaba mucho, además, ese no era el momento indicado para ello.


En silencio, se acomodó su sostén un poco, tratando de que cubriese lo máximo posible y le agarró la mano a la chica acto seguido. Ambas estaban listas ya para salir a dar una vuelta. - V-Vale, pero... ¿de qué sabor lo quieres? Nos lo comeremos juntas. - Le contestó, caminando con ella de la mano, buscando con la mirada hasta ver la cámara frigorífica donde, esperaba, estuviera su ansiado helado. - Claro que iré contigo. - La tranquilizó, animada y alegre. - He dicho que tengo que protegerte, ¿no? - Le recordó.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros en la noche [Priv. Kyary]

Mensaje por Invitado el Dom Jul 20, 2014 12:53 am

Cuando la otra habló tan firme, la panda sólo pudo sonrojarse levemente, y poner los ojos brillosos. Desde que había llegado a ese lugar, no había tenido el privilegio de conocer a alguien que sea tan buena con ella. Quizás estaba Jibril, pero sabía que sin la pelea del primer día, ésta quizás no se hubiera enterado jamás de la existencia de la coreana esquizofrénica. Esquizofrenia... Kyary suspiró levemente. Esperaba no alucinar allá afuera, pero para su suerte, la otra se veía muy comprometida con cuidarla de sí misma, cosa que obviamente la rubia no entendía por completo

Se dejó arreglar con una gentilidad impresionante en ella. Lo cual es extremadamente raro en ella. La mayoría de las veces ésta gruñe por apenas unos roces, pero se dejó acomodar por la pelirosada. Su mirada brillosa la vio unos momentos, y luego se lanzó hacia la gata para abrazarla con fuerza frotándose levemente — Entonces yo te cuidaré de las pervertidas! Jum! si te ven, te voy a abrazar y a cubrir! Así tu no estarás sola tampoco upupu!

Rompió el abrazo para correr hacia el refrigerador y ponerse en cuclillas admirando aquellos envases de helado de diferentes sabores. Todos cubiertos con un plástico pequeño que garantizaba su autenticidad y que permanecían salubres. Con una sonrisa, miró todos, sintiendo con perfección como se le hacía agua la boca —Mi color favorito es el rosa... y el azul. Ummm.... ¿Quieres de fresa o de menta?— Preguntó. Habló con cordura y lógica, como si una chica normal se tratara, aunque pronto dejó notar sus trastornos aplaudiendo con fuerza, frotando sus palmas de las manos posteriormente —Upupu... Se ven ricos los dos~
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros en la noche [Priv. Kyary]

Mensaje por Invitado el Dom Jul 20, 2014 10:53 am

Al escucharla, se sonrojó con ligereza pero asintió con la cabeza un par de veces, animada por sus palabras. - ¡Trato hecho, Nya! -  La rodeó con los brazos, pegándola a ella y abrazándola con fuerza durante varios segundos, frotando su mejilla contra la de la contraria, en señal cariñosa y tierna. Parecía que ya confiaba un poco más en ella y eso la aliviaba bastante. Decidida a hacerla pasar un rato divertido y ajena a todo lo demás, se acercó al refrigerador junto a ella, colocándose a su lado y mirando todos aquellos envases repletos de delicioso helado. Se le hacía la boca agua de solo pensarlo.

Relamiéndose los labios, se llevó el dedo índice hasta uno de estos y se quedó pensativa durante unos segundos, tratando de decidirse por cual llevarse. La fresa era su sabor favorito, pero la menta... sonaba tentadora también. Se encogió de hombros, cerró los ojos y señaló uno de ellos al alzar. Si ella no podía hacerlo, que eligiese el "destino", pensó. Había salido el de fresa. Con una sonrisa miró a Kyary: - El de fresa. Cógelo mientras yo voy a por las cucharas, ¿vale? - Caminó deprisa, trotando ligeramente hasta encontrar un par de cucharas bastante grandes para ellas.

Cuando volvió con ella, la agarró de la mano libre y, con una risita traviesa y divertida, susurró: - ¡Vamos! - Luego, hecho a correr hacia afuera, a los jardínes que rodeaban la escuela. 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros en la noche [Priv. Kyary]

Mensaje por Contenido patrocinado




Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.