Últimos temas
» Proyecto Gen [Élite]
Mar Oct 06, 2015 7:47 pm por Invitado

» Noragami Roler. Retiro de botón —Élite
Dom Abr 26, 2015 7:36 pm por Invitado

» Psycho Pass RPG [Afiliación Élite]
Dom Ene 18, 2015 5:02 pm por Invitado

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Jue Dic 18, 2014 12:44 am por Invitado

» Sweet School Life Elite ( remodelación)
Miér Dic 17, 2014 10:31 pm por Invitado

» Jugando con Dioses {Retirada de Botón}
Jue Dic 11, 2014 3:12 pm por Invitado

» Etude of Memory [Afiliación Élite]
Jue Nov 27, 2014 4:39 am por Invitado

» It's Insel der Lust « ÉLITE » (Amo x Esclavo)
Lun Nov 10, 2014 2:47 am por Invitado

» " INB" - Reapertura [Solicitud Afiliación Normal]
Dom Nov 09, 2014 3:47 pm por Invitado







click



hola!
Bienvenida a Forbidden Rol ♥, Invitado, contamos con 1661 mensajes y 1 usuarias desde tu ultima visita . Esperamos disfrutes de tu tiempo en este pequeño rincón.

¡DIVIERTETE EN EL FORO!
Links
Otoño
"El otoño es una de las cuatro estaciones del año y una de las dos de la zona intertropical. Astronómicamente, comienza con el equinoccio de otoño, 23 de septiembre, y termina con el solsticio de invierno, alrededor del 21 de diciembre. Las temperaturas son frescas durante las noches y templadas durante el día. Se aconseja llevar chaqueta fina por si acaso"


Ambientación
Nos encontramos en el siglo XXII (2.161), el resto del mundo se encuentra gravemente contaminado por los gases tóxicos que inundan la atmósfera, y ya es imposible vivir en entornos muy cerrados o en los cuales hubo una gran concentración de habitantes, tales cómo capitales o ciudades grandes. Básicamente, se ha vuelto una decisión muy poco acertada salir al 'Mundo Exterior'. Lee mas.


Básico!
♥ La primera norma y la más importante de todas es el RESPETO.

♥ Los avatares deberán tener una medida máxima de 200x450 y las firmas 500x300.

♥ Queda completamente prohibido hacer cualquier tipo de propaganda de algún otro foro. Eso va en su sección correspondiente.

♥ Sin la ficha aceptada NO se puede rolear ni registrar tu personaje.

Nera
WedMaster :MP - Perfil








Kasen
Admin: MP - Perfil






Monokii
Mod: MP - Perfil






Kyary
Mod: MP - Perfil

AfiliadosCréditos
Agradecimientos a Shine, dos de sus tablillas han formado parte de la skin (sub-foros y awards) correspondientes a CALEIGH y a OLIVER QUEEN.El diseño del foro ha sido creado por el staff gracias a los tutoriales encontrados en Our Source Code. Las Tablillas han sido diseñadas Sayaka (y que nos ha ayudado con todo el foro, antigua WM del original FR) y Ela Mcdowell (te amamos). Las imágenes aquí expuestas se han encontrado por los medios como son Zerochan y DeviantArt.



Distracciones [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Distracciones [Libre]

Mensaje por Invitado el Vie Jul 18, 2014 6:29 pm

La brisa corría, libre, por toda la Academia Nyxe, colándose por los amplios ventanales de esta, recorriendo cada centímetro de la misma en su viaje sin fin antes de salir por otra de las ventanas, rumbo hacia el horizonte. Mucha gente afirmaba que el viento no podía verse, que era invisible. Necios, ellos no conocían este, ellos no lo entendían como lo hacía la joven. Estaba en todas partes y, sin embargo, era ignorado por todos, como algo vanal, algo cotidiano que no merece la pena un minuto de atención. Este, por su parte, siempre se mostraba esquivo, siempre distante, inalcanzable. Un ser lejano que jamás podrías atrapar. Eso era lo que más le gustaba a Natsuki de la naturaleza volátil del viento. Eso era lo que provocaba que, en ocasiones, solo deseara fundirse con él e, impasible, marcharse lejos, olvidada por todos. Pero por desgracia, eso nunca podría ser así.


Un suspiro. Dos. Tres. Cada segundo que pasaba, sonaba con intensidad en el enorme reloj de pared que yacía colgado, imponente, cuyas manecillas se movían, marcando el paso del tiempo a cada instante. Era exasperante. Justo debajo de este, se encontraba sentada una joven. Hermosa, altiva, de bellos rasgos asiáticos, a pesar de su naturaleza germana, gracias a la dualidad de nacionalidades que corría por sus venas. Su cabello se meceía libre, sujetado únicamente por una tiara dorada que la mujer llevaba como adorno en su cabeza y que impedía que, en días como aquel, su melena negra como el azabache se despeinara. Entre las gráciles manos de la joven se podía ver, descansando en sus dedos, un grueso libro de tapas marrones y aspecto desgastado, bastante llamativo, teniendo en cuenta la situación actual.  El resto de su cuerpo permanecía sentado en la silla con la elegancia propia de una bailarina, perfecto. Su espalda, recta, se apoyaba completamente sobre el respaldo de la silla y sus piernas, cruzadas por debajo del pupitre, dejaban adivinar unas medias largas, de fina y suave tela negra semitransparente que acababan en una minifalda ajustada a su cintura. La minifalda, era la exigida por la Academia, aunque la joven la había acortado lo suficiente hasta que esta quedó a su gusto. Si se hubiese descruzado las piernas, su ropa interior de encaje  — como siempre —, se habría podido adivinar a la perfección, pues apenas había tela suficiente para tapar nada con aquella ridículamente corta falda. No le importaba, no le disgustaba exhibirse, al contrario, era uno de los muchos placeres que le otorgaba la vida cotidiana y que hacía que todavía no se hubiese intentado cortar las venas. Temía, sin embargo, la reacción de sus instructoras, algunas de ellas habían resultado ser excesivamente... controladoras, para su gusto. Era su trabajo, supuso.

Y por fin, la liberado campana que indicaba el final de las clases empezó a emitir su estridente y molesto sonido por toda la Academia. El tumulto se pudo escuchar en cada rincón de la misma. El ruido de pasos, voces y risas pronto llenó la Academia mientras todas ellas salían de la misma, volviendo a sus habitaciones o, por el contrario, yendo hasta la ciudad. No era el caso de la joven. Sola, como siempre, tardó varios minutos más que la mayoría en salir y, cuando lo hizo, ya nadie quedaba por los alrededores, era un alivio para ella.

Paso, paso, paso. El ruido de sus altos tacones era lo único que, en aquellos instantes, podía oírse. Con una pequeña mochila colgada de un hombro y su libro entre los brazos, apretado contra su pecho, caminó hacia los jardínes de la escuela. Quería relajarse un rato al aire libre después de pasarse casi toda la mañana encerrada. No estaba acostumbrada a ello y se le hacía difícil.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.